El alcalde Adams no descarta vetar el proyecto de ley de votación de no ciudadanos, enoja a los progresistas del consejo de la ciudad de Nueva York

El alcalde Adams no descarta vetar el proyecto de ley de votación de no ciudadanos, enoja a los progresistas del consejo de la ciudad de Nueva York

El alcalde Eric Adams asiste a la conferencia de prensa del fiscal de distrito de Brooklyn, Eric González, en la oficina del fiscal de distrito. - Nueva York, NY - 4 de enero de 2022 (Shutterstock)

Por Chris Sommerfeldt, NY Daily News

El martes, el alcalde Adams no descartó vetar un proyecto de ley que ampliaría los derechos de voto a los neoyorquinos no ciudadanos, lo que molestó a sus compañeros demócratas en el Concejo Municipal que dicen que cambiaría una promesa de campaña clave al torpedear la legislación.

El proyecto de ley, que permitiría votar en las elecciones locales a aproximadamente 800,000 titulares de tarjetas verdes e inmigrantes con ciertas visas de trabajo, fue aprobado por el Concejo el 9 de diciembre, pero el alcalde Bill de Blasio nunca lo firmó antes de dejar el cargo, lo que le dio a Adams la última palabra sobre el asunto. .

En una conferencia de prensa no relacionada el martes por la tarde, Adams dijo que está preocupado por un aspecto del proyecto de ley que estipula que un no ciudadano elegible solo tiene que ser residente de la ciudad durante 30 días para obtener el derecho al voto, y afirmó que le ha pedido a su equipo legal que sopesar sus opciones, incluida la posibilidad de vetar la medida.

"No estoy abierto ni cerrado a nada", dijo cuando se le preguntó si estaba considerando un veto, y agregó que su equipo revisará el tema antes de tomar una "determinación final".

Un proyecto de ley del Concejo se convierte automáticamente en ley 30 días después de su aprobación, a menos que un alcalde lo vete. Con base en esa línea de tiempo, Adams tiene hasta el sábado para decidir si va a vetar el proyecto de ley de no ciudadanos.

Pero algunos expertos dicen que está en debate cómo se aplica la regla de los 30 días en este contexto, ya que Adams asumió el cargo en medio del proceso.

“Si el alcalde no da aviso público y no lleva a cabo una audiencia pública sobre la legislación del Concejo dentro de los 20 días de su aprobación, no podrá firmarla ni vetarla y entrará en vigencia al cabo de 30 días. Estamos más allá del límite de tiempo en este proyecto de ley ”, tuiteó Jon Paul Lupo, ex director de asuntos intergubernamentales de De Blasio.

Independientemente de la cuestión de procedimiento, los miembros del Consejo que votaron por el proyecto de ley de votación de no ciudadanos quedaron desconcertados por la oposición de Adams al proyecto de ley.

“Oponerse a ella en este momento es una posición marginal que espero que ninguno de mis compañeros demócratas adopte”, dijo la concejal de la ciudad de Queens, Tiffany Caban, quien emitió su primer voto en el Concejo a favor de la legislación de votación de no ciudadanos. "Hay un asalto republicano en todo el país contra los derechos electorales, y ese asalto depende de la propagación del miedo xenófoba y racista contra los inmigrantes, y este proyecto de ley representa una oportunidad para contrarrestar eso".

Otro problema para algunos miembros del Consejo es que Adams ha sido durante mucho tiempo un partidario del voto de los no ciudadanos en general, y del proyecto de ley que aprobó el Consejo el año pasado en particular.

En febrero de 2021, se convirtió en uno de los primeros candidatos en las primarias a la alcaldía en anunciar su apoyo al proyecto de ley, que en ese momento ya tenía incorporada la regla de residencia de 30 días. En ese momento, dijo que era una "responsabilidad moral y democrática" aprobar el proyecto de ley, que fue redactado por el ex concejal de Manhattan Ydanis Rodríguez, un leal partidario de Adams que desde entonces ha sido nombrado su comisionado de transporte.

Rodríguez no respondió a una solicitud de comentarios sobre el veto de Adams.

Pero el ex concejal de Brooklyn Carlos Menchaca, quien se encontraba entre los principales patrocinadores del proyecto de ley junto con Rodríguez, dijo que el requisito de residencia de 30 días de la medida se basa en la ley estatal sobre la elegibilidad de los ciudadanos para votar.

“Si alguien quiere cambiar eso, vaya al estado para tener ese debate”, dijo. “De lo contrario, ¿tendríamos un sistema multinivel para acceder a la democracia? ¿En serio? Eso no suena justo ni igual ".

La apertura de Adams al veto podría colocarlo en el lado malo del gran contingente del Consejo de demócratas de izquierda entrantes.

El Consejo tiene el poder de anular un veto si puede reunir el apoyo de dos tercios de sus miembros para hacerlo.

El proyecto de ley fue aprobado originalmente por un margen de 33 a 14, solo un voto menos de los 34 necesarios para una anulación. Pero el margen puede ser más amplio si el mismo proyecto de ley se somete a votación en este Consejo, que parece ser más progresista que el anterior.

Las ramificaciones políticas de un veto también son considerables para Adams, quien tuvo un comienzo inestable con este Consejo al hacer que su equipo apoyara al candidato perdedor en la carrera de presidente de la cámara.

Aún así, el concejal demócrata de Brooklyn, Kalman Yeger, que votó en contra del proyecto de ley de votación de no ciudadanos, instó a Adams a vetarlo.

“No es un proyecto de ley constitucional. Viola la Constitución estatal y viola la ley electoral estatal ”, dijo Yeger. "Espero que lo vete".

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.